El duelo de Pablos, fue para Oyervidez.

Cancun, Quintana Roo (www.tigresqr.mx/ Francis Marin) 22 de abril.- Como se esperaba los abridores Pablo Ortega y José Pablo Oyervidez se trenzaron en gran duelo, pero una pifia en la quinta entrada inclinó la balanza a favor de los Acereros de Monclova que se impusieron 7-2 a los Tigres de Quintana Roo en el estadio Beto Avila de Cancún.

Luego de tres entradas dos tercios de doble cero, Pablo Ortega fue castigado con cuadrangular solitario de Matt Clark (6) al jardín derecho, poniendo al frente a los Acereros.

Los Tigres empataron de inmediato por la misma vía cuando cerrando la cuarta tanda Christian Marrero (2) le deposito la pelota del otro lado de la barda a Oyervidez.

Monclova recuperó la delantera en el quinto acto con par de carreras sucias, cuando Brian Hernandez no pudo finiquitar la entrada con un foul fly, situación que le dio vida a Francisco Córdoba quien con sencillo remolcó a Antonio Lamas, y él también timbro con imparable impulsor al central de Willy Taveras.

Este juego se apretó 2-3 con un zarpazo felino al cierre de la entrada número cinco, con triple de Freddy Guzmán que mando de primera a tierra prometida a Mario Vega que se había embalsado en bola ocupada.

En la séptima tanda los visitantes se volvieron ir al frente por dos, gracias a cuadrangular solitario de Julio Borbon al jardín derecho. La pizarra final se dio con ataque de tres mas para los norteños en la novena.

Este gran duelo lo ganó José Pablo Oyervidez con trabajo de cinco innings de cuatro indiscutibles, un homerun, dos carreras que fueron limpias, tres ponches y una base por bolas; en tanto el “Maestro” Pablo Ortega (3-1),sufrió su primer revés en labor de siete capítulos, con mismo número de hits, dos de vuelta completa, cuatro anotaciones, un par limpias, tres abanicados, dos caminados y un golpeado.

La serie entre Tigres y Acereros en el Caribe mexicano termina este domingo a las seis de la tarde con la tarde de niños gratis, teniendo como duelo de pitcheo probable a Josh Lowey por Monclova y Kameron Loe por Quintana Roo.



¡Comparte este nota!


Deja tu comentario